En la isla de Tenerife ocho de sus 31 municipios culminaron el proceso de adaptación