El Dia

Este título corresponde a las siglas del Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico -del que EL DÍA se hizo eco en un exhaustivo informe publicado el pasado domingo-, que preside el conocido empresario grancanario Ángel Ferrera, una de las mentes más preclaras del panorama empresarial de las Islas. El CATPE, como su propio nombre indica, es un centro de pensamiento, un laboratorio de ideas «abierto a la sociedad civil, sin compromisos adquiridos y sin ataduras políticas o empresariales».

Así se describe esta entidad en su página web, en la que se subraya que su objetivo desde que vio la luz ha sido el de debatir, estudiar, analizar y proponer ideas que busquen soluciones innovadoras a los problemas públicos tratando de dinamizar su puesta en práctica. Asimismo, el Centro persigue hacer concluir el sentir y las preocupaciones de la sociedad civil «dándoles un enfoque puramente práctico y técnico a las necesidades de nuestro archipiélago, buscando alternativas y soluciones a medio y largo plazo». «Nuestros fines», puntualiza, «no pretenden ser una meta, sino una forma de comportamiento y de participación buscando el bien común y el interés general».

A este respecto, el CATPE indica que entre sus objetivos está «ayudar a construir una Canarias donde florezcan las oportunidades, la prosperidad y el papel de la sociedad civil frente a la burocracia, la desidia y la pérdida de autoestima de nuestra población», así como «promover y defender el comportamiento ético de nuestra sociedad, en nuestras empresas y en la política, evidenciando los ejemplos de mala gestión que ponen en peligro la calidad de vida de nuestros ciudadanos y deterioran la imagen del archipiélago». De igual forma, desde el CATPE quieren dar a conocer «las desventajas que ocasionan la lejanía y la insularidad».

En este contexto, el Centro entiende que se debe aprovechar la actualización del Régimen Económico y Fiscal (REF) para que la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) pueda destinarse a la rehabilitación de la planta hotelera y los comercios de las zonas turísticas del Archipiélago «en declive», para recuperar «estándares de calidad». El CATPE propone también un nuevo incentivo fiscal para poder invertir en los países más cercanos de África. En un informe con aportaciones de cara a la cercana reforma del REF, esta organización considera que las Islas tienen que aprovechar «las nuevas oportunidades» que ofrece este mercado. Entre las propuestas más novedosas están las siguientes: el nuevo REF debería establecer «la participación de Canarias en el canon a las concesiones a la actividad extractiva de hidrocarburos de yacimientos de dominio público en las Islas».

Se apuesta, además, por que el REF incorpore una bonificación en la cuota del Impuesto de Sociedades para actividades productoras. Esta ayuda sería para «actividades logísticas, servicios portuarios y aeroportuarios» y otros. CATPE considera que de cara a la negociación del REF con Bruselas se debe incluir en la propuesta «una fiscalidad diferenciada y reducida a las energías renovables», un sector considerado clave para el desarrollo del Archipiélago canario.

El informe también apuesta por que el nuevo REF incluya «una nueva medida que incorpore el concepto de doble insularidad» en la aplicación de «instrumentos y medidas compensatorias» de los costes «adicionales» que soportan las Islas.

Respecto al transporte, el Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico quiere que se aproveche la reforma del REF para «eliminar» de la RIC «las restricciones relativas al transporte terrestre tanto de viajeros como de mercancías que estén declarados no públicos». El CATPE quiere, además, incorporar a las dos universidades a las ayudas contenidas en el REF, al considerarlas «prestadoras de servicios» que también soportan costes adicionales por la lejanía e insularidad».

En este orden de prioridades, el CATPE considera que el REF «ya viene manifestando síntomas de agotamiento, al no estar diseñado para atender las nuevas oportunidades consecuencia del fuerte desarrollo sostenido de muchos países de la costa occidental africana», cuya economía está creciendo por encima del 5 % anual, por lo que «las condiciones competitivas que hoy tiene Canarias como prestador de servicios» en esa zona podrían «potenciarse» si hubiera un incentivo fiscal que fomentara la inversión en el exterior. Una medida, que ayudaría a la «internacionalización de la empresa canaria», cuestión estratégica en la actualización del REF.

Lea la noticia en la web Eldia.es