La Provincia

El exceso de leyes y las subvenciones arbitrarias están hundiendo el estado de bienestar. Al menos esa es la reflexión que hace el Círculo de Empresarios en un informe dado a conocer ayer. La pérdida de renta que sitúa a Canarias como una de las regiones con menor PIB por habitante, y que coloca a las islas al nivel de hace diez años, además del elevado índice de desempleo, pone los indicadores económicos al rojo.

«Creemos que el estado de bienestar que habíamos alcanzado con el esfuerzo de todos está en peligro por el desordenado crecimiento del sector público y su falta de eficacia», precisa el informe. También aclara que sin reducir el coste de las administraciones públicas (local, insular y autonómica) «no podemos mejorar nuestra competitividad».

El informe del Círculo de Empresarios achaca buena parte de los males actuales a «los excesos de legislación, proteccionismo y subvenciones no justificables y arbitrarias que en ocasiones ni siquiera responden a las necesarias compensaciones a la lejanía y fragmentación de Canarias que se recogen en nuestra incorporación a la UE o en nuestro REF»

Los empresarios valoran positivamente que la sociedad civil intensifique su presencia en la vida pública «porque el centro de gravedad de nuestro sistema son los ciudadanos». Y recuerda el diagnóstico realizado en los últimos días por el Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico (Catpe) sobre la realidad canaria [las conclusiones fueron adelantadas por LA PROVINCIA/DLP], además de la presentación del documento Transforma España, que coordina el exministro Eduardo Serra, en Gran Canaria por parte de la Fundación Bravo Murillo.

Políticos

«No es casualidad que en estos momentos la sociedad civil sienta la necesidad de salir a la calle a ejercer su función fundamental -hablar, analizar, convencer- con el único objetivo de facilitar un futuro mejor para todos», señala el documento del Círculo. «Después de varias décadas en las que el esfuerzo y sacrificio de los españoles posibilitaron lo que muchos conocen como el milagro español, nos encontramos ahora en un momento en el que si no actuamos de forma coordinada y contundente veremos cómo se pierde una buena parte de los logros alcanzados». El informe precisa: «No nos extraña que los últimos sondeos del CIS recojan una durísima percepción negativa de los españoles respecto a la clase política y los partidos políticos, a la vez que se manifiestan altamente preocupados por las cifras de paro y la situación económica».

Distanciamiento

Los empresarios entienden que no es momento «para el pesimismo o las lamentaciones, sino que lo que corresponde a una situación de crisis económica como la que vivimos es la toma de decisiones, que deben ser rápidas y acertadas». En este sentido animan a los partidos políticos al máximo consenso: «Es hora de que los intereses partidistas converjan con el interés fundamental en los asuntos fundamentales».

Los empresarios entienden que «es lamentable el distanciamiento que existe entre los políticos y la sociedad civil» y recuerdan que «solo la actividad económica propicia el crecimiento y desarrollo del país». Además, apuntan que las administraciones públicas tienen ahora el dilema de «la necesidad de redimensionarse reduciendo su tamaño o conservar sus privilegios a costa del bienestar de los ciudadanos». A pesar de todo, el Círculo confía en «nuestra capacidad de trabajo e innovación para la recuperación».

Lea la noticia en la web Laprovincia.es