La Opinión de Tenerife

 El Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico (Catpe) advierte al consejero de Política Territorial, Domingo Berriel, que es «excesivo» el plazo de exposición pública que se contempla en la Ley de Armonización y Simplificación del Territorio en aquellos municipios que no tienen una gran complejidad urbanística. Frente a las manifestaciones de Berriel, el Catpe mantiene la necesidad de fijar algún tipo de «régimen especial» que contribuya a agilizar los plazos de tramitación del planeamiento ya que la ley contempla otras exposiciones públicas.
El centro de ideas que preside el empresario Ángel Ferrera considera que demandar la agilización de los trámites no supone menoscabar la seguridad jurídica de la ley mediante el hurto a la ciudadanía de la información pública y la participación ciudadana. En este sentido, el Catpe entiende que el plazo de tres meses otorgado al procedimiento de la participación pública es un lapso de tiempo que solo se justifica en aquellos municipios que cuentan con más complejidad –como los más habitados o los turísticos– pero no en aquellos –que son la mayoría– que ya cuentan con un modelo de ordenación territorial y que solo deben adaptar el mismo a la normativa vigente sin entrar en mayores complejidades urbanísticas.
No obstante, el think tank también cuestiona los plazos para la aprobación de los planes generales de ordenación incluso en los municipios capitalinos y pone como ejemplo la reciente aprobación por la Cotmac del Plan General de Ordenación (PGO) de Las Palmas de Gran Canaria, que ha tardado nueve años en finalizar el proceso, a pesar de los esfuerzos de las entidades participantes en la comisión que preside la Consejería de Política Territorial. Por ello, el Catpe insiste en que hay que buscar fórmulas para que la actualización de los planeamientos no se alarguen en el tiempo.
Alegaciones
El Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico recuerda al titular de Política Territorial que el documento hecho público el pasado fin de semana sobre la Ley de Armonización del Territorio no son alegaciones al uso, por lo que no es «extemporáneo» como señala Berriel. Se trata de un documento para el debate «dentro y fuera del Gobierno y del Parlamento» con la aportación de reflexiones e ideas sobre los asuntos estratégicos de Canarias. Por ello, el Catpe estima que trata de establecer una visión «posibilista» para una mejor «gestión racional» del territorio.
La entidad considera esencial que se restablezca el recurso de reposición como vía para que los acuerdos y actos de la Cotmac no terminen necesariamente en los tribunales, sino que se mantenga la vía administrativa para resolver los conflictos. El Catpe estima que el marco legal vigente tiende a la excesiva interpretación y, por lo tanto, a la conflictividad, por lo que se solicita un procedimiento administrativo que ocupe el vacío dejado por la eliminación de la figura del recurso de reposición.
El centro recuerda el crecimiento exponencial que ha sufrido la judicialización de los planes y acuerdos de la Cotmac ya que éstos han crecido de 12 en 2007 a 123 en 2011, lo que ha supuesto pasar del 6,4% al 39,6% la interposición de recursos ante la Justicia, lo que alarga excesivamente en el tiempo la solución final a los planes urbanísticos, dejando la ordenación del suelo en el aire y, como consecuencia, las inversiones que puedan existir.

Lea la noticia en la web Laopinion.es